Cerca de 50 trabajadores de la Municipalidad de Tartagal, viven horas de angustia ante lo que parece ser un inminente despido, o purga por razones políticas.

Desde que inició la nueva gestión municipal al frente de la intendencia, se mencionaba que esto iba suceder en cualquier momento, ya que era un tema que se hablaba en los pasillos del Municipio, respecto que algunos pasarían a disponibilidad, para luego ser reemplazados por personas cercana a la actual gestión.

Desde el día lunes los trabajadores denuncian que deambulan de un sector a otro pidiendo que los incorporen, para no perder su puesto de trabajo, sin lograr que los nuevos Directores o Secretarios del Gabinete, los acepten en sus áreas y reclaman no ser atendido por el Secretario de Gobierno ni el Intendente.

En algunos casos la actual gestión, alega que se trata de puestos políticos que no cumplen con el tiempo requerido legalmente para sostener su planta permanente, aunque en muchos otros casos son trabajadores planilleros o efectivos con muchos años de trabajo en su haber. Un caso emblemático es el de Víctor Argañaraz una persona con casi 30 años de carrera administrativa y antigüedad como planta permanente, además padece una discapacidad motriz, aunque su situación no fue considerada y hoy deambula con su silla de rueda, junto a sus compañeros a la espera que alguien le de un espacio para trabajar.

Victor Argañaraz en la reunión con los gremialista de SOEM y ATE. (Fotos: Gentileza de Alejandro Villafuerte)

Los municipales que sufren el pase a disponibilidad, sospechan que se trata de un castigo por haber simpatizado con la gestión anterior y temen sufrir la purga por razones políticas, aunque de ser asi, se estarían vulnerando derechos laborales que deben ser protegidos y garantizados por los gremios.

De no resolverse esta situación en la jornada de hoy, no se descarta que pueda realizarse alguna medida de fuerza por parte de los trabajadores de distintos sectores, en solidaridad con sus compañeros, que aún esperan angustiados, poder contar con ese ingreso economico y además recibir un trato digno por parte de la nueva administración municipal.