Hoy se reunieron algunos miembros de la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, junto a los propietarios de Agencias de Remises, para acordar el incremento de las tarifas de este servicio en la ciudad de Tartagal.

Los Concejales Santiago Vargas y Victoria Bonillo de la bancada UCR, intentaron presionar al oficialismo para lograr el Dictamen favorable con el incremento de las tarifas y poder aprobarlo en la sesión de mañana Martes. Pero los miembros de la bancada del FPV, esperan tener un análisis contable que les permita resolver el planteo hecho por las agencias de Remises y Taxis, al igual que el del transporte público de Colectivos.

El Dictamen que impulsan Vargas y Bonillo, eleva el costo del remis y el taxi, de $36 la baja de bandera en horario diurno a $50, lo que es al rededor del 37% de incremento. Y para el horario nocturno, la tarifa pasaría de $44, a $60 la bajada de bandera.

Si el Dictamen no se trata mañana, que será la última sesión del Concejo Deliberante actual, deberá ser debatido por los nuevos miembros del próximo Concejo Deliberante, que asumirán el 10 de Diciembre. En los pasillos se repite, que el apuro de la UCR en aprobar ahora mismo el incremento de tarifas, sería para evitar, que sean ellos los que paguen el costo politico, de subir los precios sin antes tener un estudio de costo, ni haber hecho las audiencias con los sectores en representación de los usuarios, que también deben ser escuchados cómo parte afectada.