El centro y varios barrios de la ciudad de Salta se encuentran literalmente bajo el agua, producto de las intensas lluvias que se precipitaron desde horas de la tarde, dejando en evidencia la falta de obras por parte de la intendencia de Salta, para evitar que los vecinos, vuelvan a sufrir este inconveniente, cómo sucede con cada lluvia que se produce en la capital Salteña.

Se observaron filas interminables de vehículos que quedaron varados sin poder avanzar, por la furia del agua en las calles, que arrastró todo a su paso, inclusive se produjeron accidentes graves, como el de un automóvil que sufrió concecuencias graves, quedando bajo el agua, luego de haber sido arrastrado por varias cuadras.

Las concecuencias de la feroz inundación, puso en evidencia la falta de infraestructura y la falta de inversión en obras pluviales, que permitan el escurrimiento rapido del agua de lluvia, para evitar los daños y la angustia que volvieron a vivir cientos de vecinos, que manifestaron su beonca con Gustavo Sáenz, quien había asegurado que el problema de las inundaciones estaba resuelto porque había invertido cientos de millones en canales y desagües, que al parecer no existen.

Hasta el momento no se puede realizar un cálculo de los daños, ni el número de evacuados, pero los vecinos trabajan casi en soledad y bajo un enorme peligro, con postes y árboles caídos en medio del agua, para verificar si existen víctimas fatales o personas que necesiten atención medica, producto de las condiciones de riesgo elevado que aún persiste en los barrios de Salta.

Esta lluvia parece evidenciar una situación que se puso de manifiesto, al conocerse las graves denuncias que pesan contra Gustavo Sáenz, por la facturación de 500 millones de pesos, en obras que en muchos casos, nunca se hicieron y por las cuales derivaron causas judiciales, entre las que terminó preso su intimo amigo, el empresario Matías Huergo. Ad más de múltiples allanamientos en la oficina de Hacienda Municipal, la casa de Pablo Oustes, Pablo Gaufin y otros funcionarios del círculo rojo de Sáenz.