Lo que debiera ser una defensa irrestricta de la democracia, que tanto esfuerzo y sangre costo recuperar en nuestro pais, parece haberse olvidado y dejado de lado, para dar lugar a las peores mañas de la politica, evidenciadas en una campaña sucia que se financia con recursos del estado, cómo el caso de la Municipalidd de Salta, cuyo administrador es uno de los Pre candidatos a gobernador, el intendente Gustavo Saenz.

Según trascendió desde algunos allegados a la gerencia de la empresa Lusal, (compañia que está realizando la tarea de bajar los carteles), la orden llegó desde arriba, en clara alusión al círculo íntimo de Gustavo Sáenz, que habría ordenado sacar todos los carteles de Elia Fernández y el Oso Leavy, pero que además de bajarlos, la orden fue desaparecerlos.

Un vecino de la ciudad de Salta pudo interceptar un camión de la empresa Lusal con dos operarios que había bajado varios carteles de Fernández y Leavy, que hasta ahora no fueron devueltos a los espacios politico afectados, lo que indica que su destino sería la destrucción. Cabe recordar que la empresa LuSal, es la compañia encargada del mantenimiento del servicio eléctrico en la vía publica, el cualse encuentra privatizado en la capital Salteña y se financia con fondos públicos. Esta empresa proviene desde la gestión de Miguel Isa y es defendida por Sáenz, al igual que Agrotecnica Fueguina, la empresa denunciada por la contaminacion del vertedero San Javier. Ambas empresas traza un paralelo de negocios irreulares entre las gestiones de Miguel Isa y Gustavo Saenz.

Está actitud Anti democrática causó indignación en los ciudadanos que inmediatamnte de conocida la noticia, se expresaron a través de las redes sociales, repudiando la maniobra que se le atribuye al entorno del intendente Saenz, porque además de sostener una campaña sucia, esta es financiada con fondos municipales que surgen de lo impuestos de los Salteños de Capital.