Las PASO Nacionales superaron todas las expectativas y las encuestas que se conocieron en la previa. Fue esperanzador ver otra vez a la gente contenta y expresar esa alegría cómo si se tratase de un día de año nuevo, o una victoria de la Selección Argentina en el mundial. Y es que el resultado de las PASO del domingo, demostró el fuerte enojo de la sociedad Argentina hacia el Gobierno de CAMBIEMOS y la esperanza de que Alberto junto a Cristina encaminen el país hacia un rumbo diferente.

En Salta el resultado estuvo en Sintonía con el resto de las provincias y dejo varias lecturas, la más importante, es que ésta elección lo posiciona a Sergio «El Oso» Leavy como el Salteño más votado, ganando de forma contundente en toda la provincia, con 308.083 votos el 48% del total de electores en la provincia. Incluso derrotando a Juan Carlos Romero y Gustavo Saenz que se unieron en la Capital Salteña y que apenas llegaron a penas a 79.997 votos 26%, cifra que no les alcanzó frente a la imagen positiva y ganadora del Oso, que en la Capital les saco casi 10 puntos de ventaja, obteniendo 114.599 votos 37,39%.

En toda Salta la diferencia fué indiscutible, el ciudadano quería votar a Cristina y querían votarlo al Oso, es por eso que el resultado de ésta PASO es también una encuesta real de lo que opina la calle, lo que piensan los desempleados y los que no llegan a fin de mes con el sueldo, muchos de ellos arrepentidos de haberlo votado antes a Macri y ahora tuvieron la oportunidad de corregir su error.

Pero de esta elección se desprende otra que lo ubica a Leavy como el candidato a Gobernador de Cristina para los Salteños, por que luego de tamaño resultado en donde logró más votos que los viejos caudillos como Romero y el actual gobernador Urtubey, el Oso se ganó el respeto de todos y el derecho legítimo de competir por la Gobernación de Salta. Tiene el apoyo de Alberto y Cristiana, que ya anunciaron que vendrán a Salta para acompañarlo en la campaña La provincia tiene un nuevo líder político y es el Oso, ya lo dice el dicho popular, «Votos Son Amores».