Los audios que comprometen a los Arias  y la UCR

En las últimas horas se filtraron mensajes de audios de Wathsapp en donde identificarian la voz de Fabricio Arias, actual Juez de Paz en la ciudad de Tartagal y hno. del Concejal Dody Arias, se cree que entre ambos habrian tramado secuestrar al Concejal Maximiliano Centurión.

La guerra que han comenzado los Arias junto a la UCR por la ambición de la Presidencia del Concejo Deliberante, parece no tener límites, al punto de que habrian tramado el secuestró de un Concejal y privarlo de su libertad con fines que aún se deconocen, pero que la justicia deberá investigar hasta esclarecer este hecho de corte mafioso.

En los audios se escucha la voz de un masculino del cual aseguran se trataría del Juez de Paz Fabrizio Arias, hno. del actual Concejal Dody Arias, quién se comunica con un tal «Negro» al que le dice: «Negro, necesitamos un sicario, no no un sicario, sino que necesitamos secuestrarlo al tonto ese del Concejal, cómo se llama?… A Centurion necesitamos secuestrarlo negro, avísame si podés. Tenemos una hora y media Negro, avísame».

Por este hecho está convocada una conferencia de prensa en el Concejo Deliberante para mañana a las 10:30 hs. y no se descarta que se realicen las denuncias penales correspondientes. Luego de filtrarse los audios el pánico parece apoderarse  de todo el personal administrativo del Conejo Deliberante y los Concejales del Frente Para la Victoria, en particular de Maximiliano Centurión quién manifestó que el día de la sesión en la que los Radicales y Arias intentaron remover las autoridades del Cuerpo, un auto «negro» se le se cruzó y le impedía el paso, siguiéndolo todo el trayecto, pero Centurión dedujo que se trataba de alguien alcoholizado que intentaba provocarlo y decidió acelerar la marcha para llegar rapido hasta el Concejo.

No obstante la Bancada Radical y Dody Arias amenazan con tomar el Concejo Deliberante y atrincherarse desde las 19 hs. en el recinto, con el fin de Remover las autoridades electas, desconociendo el Reglamento Interno y la Carta Organica Municipal, que condenan toda práctica de naturaleza violenta y Anti Democráticas, que pongan en riesgo la democracia, la institución y al personal que trabaja allí.