Otra provincia Argentina eligió sus autoridades para gobernar a partir del 10 de Diciembre y el resultado fue devastador tanto para el gobierno nacional, como para la UCR, al punto de que ambos se presentaron separados para intentar despegarse del sello de CAMBIEMOS, que se encuentra en caída libre en las encuestas por estos dias, pero esa decision no les alcanzó para que los Cordobeses confíen en sus candidatos.

La victoria del actual Gobernador Peronista, Juan Schiaretti (Hacemos Por Córdoba), fue arrazadora con casi el 56% de los votos y es la mayor diferencia politica lograda desde la vuelta de la democracia con casi un 40% de diferencia del segundo, en este caso el Radical Mario Negri que compitió por (Córdoba Cambia), cosechó apenas el 17,5% de los votos y el actual intendente de Capital, Ramón Mestre (Unión Cívica Radical) con apenas el 11.3%. La matemática indica que ni sumando los votos de los 2 Radicales, aunque uno salió con el sello de la UCR y el otro de CAMBIEMOS, alcanzaría para igualar los votos que obtuvo el actual Gobernador.

Otro claro ejemplo de la contundente victoria, fue el resultado en la ciudad de Córdoba Capital, donde por primera vez, luego de 43 años, ganó un intendente Peronista y Schiaretti manifestó: «Estoy seguro de que Martín Llaryola va a hacer una gran gestión a favor de esta querida ciudad capital».

Schiaretti sostuvo además en su mensaje de victoria: «El triunfo le pertenece a esta coalición, pertenece al peronismo federal democrático y republicano. Vamos a garantiza la Libertad de prensa, la independencia del poder judicial y los derechos humanos, tal como lo hemos hecho siempre». Tambien recordó de su amigo Jose Manuel de La Sota: «Quiero rendir un homenaje a mi amigo y compañero de ruta Jose Manuel De la Sota, a él le dedicamos este triunfo, puede no estar físicamente con nosotros pero nos está acompañando».

Esta elección además de confirmar el liderazgo indiscutible de Juan Schiaretti y del Peronismo en Córdoba, también muestra la caída estrepitosa de la UCR, que perdió la intendencia después de casi medio siglo y la mitad de sus representantes en las cámaras legislativas. Sin dudas la UCR fue la gran perdedora, a pocos días de la Convención Nacional, convocada para el 27 de Mayo, donde deben resolver si permanecen dentro del frente CAMBIEMOS, que parece desarmarse, considerando los pobres resultados logrados en todas las provincias que ya eligieron sus autoridades este año, Aunque el Macrismo sostiene que la UCR no se alejara del frente y ambos competirán contra Cristina con el sello de CAMBIEMOS.