Existen distintos planteos e interpretaciones, sobre la situación que atraviesa el Concejo Deliberante de Gral Enrique Mosconi. Hasta aquí las dudas recayeron principalmente sobre los vecinos de esa localidad, quienes están a la espera, de que esta situación se aclare cuanto antes.

Tartagal al dia, se trasladó hasta Campamento Vespucio, lugar donde funciona el Concejo Deliberante de esa ciudad, para reunirse con los Concejales Fernández, Muñoz, Coca, Zelaravan y Vaca, quienes explicaron de qué manera se produjo la reelección de autoridades del Cuerpo y que ese acto fue realizado con la mayoría simple de la totalidad de los miembros, que componen esa institución, por lo cual se encuentra ajustada al Reglamento Interno y la Carta Orgánica de ese Municipio.

El principio del conflicto se dió cuando «Chancaca» tomó la decisión, de impedir que la edil Sabrina Vaca asuma como concejal, aduciendo que ella habria faltado a su juramento de honorabilidad, por ende no podía jurar ni asumir, pero la justicia le dió un duro revés y ordenó la inmediata inclusión de la Concejal Vaca del PRS, quién fue democráticamente elegida mediante el voto popular.

Pero ahí no termino todo, luego conocimos otra decisión polemica de Enzo Argañaraz, en la cual resolvió por motus propio, cesantear a los ediles Fernández y Zelarayan, aduciendo faltas reiteradas e injustificadas, sin permitir que el cuerpo en su conjunto delibere sobre aquella decisión, que tendría que haber sido presentada en la sesión, en forma de moción conforme al funcionamiento de todo cuerpo colegiado, donde las decisiones deben resolverse mediante el voto de sus miembros y más aún, para tomar medidas disciplinarias, se debe contar con la aprobación mediante el voto favorable de los dos tercios del total de sus miembros.

Lo cierto es que las faltas que Argañaraz le atribuyó a Fernández y Zelarayan las contabilizó desde el periodo de receso del cuerpo, donde se convocaron sesiones extraordinarias, las cuales obviamente no cuentan como sesiones Ordinarias y por ende no son vinculantes a la acción que justificó el intento de sanción que pretendía Argañaraz, quién incluso de forma personal notifico al Tribunal Electoral sobre su decision, pero luego fue la Corte de Justicia que desestimó aquel planteo, obligando a Chancaca a desistir de ese atrevimiento.

Fue entonces cuando 5 Concejales que hoy conforman la mayoría simple del concejo, decidieron reelegir las autoridades de esa institución, designando como Pdte a Hippie Fernandez, quien logró el concenso de los diferentes Bloques Políticos. Esto obliga a Enzo Argañaraz, Guillermo López, Marcela Almaraz y Ramón Lopez, a asumir su rol de minoria, respetar la decisión de la mayoría y sumarse a sesionar, ya que al continuar sin hacerlo, se encuentran en rebeldía y falta grave a las atribuciones y obligaciones de un concejal, conforme el reglamento interno y la Carta Orgánica Municipal.