Argentina recibió con los brazos abiertos al Sol de México, que dió un show impresionante en Cordoba, terminando con los rumores sobre el final de su carrera y que los años de gloria del cantante habían terminado.

Tanta fue la efervesencia por la llegada de Luis Miguel, que nadie quiso perderse el recital y para algunos, no importaban las formas ni los métodos utilizados, por estar dentro del estadio, cuando el Puertorriqueño, adoptado Mexicano, comenzará con las primeras estrofas de sus grandes clásicos.

Uno de los más entusiasmados fue el autoproclamado precandidato a Presidente Alfredo Olmedo, que no pudo aguantarse las ganas de entrar al show, para escuchar «La incondicional» y termino colándose para evitar hacer la filas como correspondía.

Los demás fanáticos, que llevaban varias horas en el predio esperando para acceder al estadio Orfeo, se dieron cuenta de la maniobra de Olmedo, al acercarse a un policía, que levantó la cinta de seguridad y lo dejo pasar sin ningún disimulo, pese a la silbatina de los Miles de testigos, que se enfurecieron al ver el acomodo y decidieron grabar el momento.

Según trascendió, Olmedo saco ventajas por su condición de Diputado Nacional, la frase que le sirvió para persuadir al policía de que lo dejara pasar fue «Soy Olmedo mira mi campera amarilla, no puedo hacer fila como el resto»… El hecho de colarse y sacar ventaja de su cargo, derrumba todo discurso de Olmedo, sobre el orden y el respeto, o las malas mañas que él dice combatir y que en realidad las usa para obtener beneficios propios.

¿Te imaginas que podría hacer Olmedo si fuese Presidente, o en realidad Gobernador, que es para lo que se vá a presentar en unos dias?