Los casos de virus Hanta empiezan a preocupar seriamente a todo el pais, de hecho en lo que va del año ya se registraron 30 personas contagiadas con el virus, 28 en la provincia de Chubut (con 6 muertos) y hasta el momento 2 casos confirmados en Salta y una persona fallecida.

Luego de varios días del fallecimiento de una persona proveniente de Cnel Cornejo, se confirmó que la causa de su deceso fue producto del virus que es transmitido principalmente por ratones denominados (de campo o silvestre), aunque en este caso no hubo confirmación si se trata de la misma especie, o si el contagio se dió por contacto con el ratón de ciudad, como se lo conoce y que suele aparecer en zonas urbanas.

En la ciudad de Tartagal no se registra ningun caso sospechoso de Hanta Virus, ya que la persona fallecida, al igual que el joven que aún permanece internado en terapia intensiva, ambos son del pueblo de Cornejo que pertenece a la localidad de Gral Mosconi.

Entre el periodo de 2013 y 2018 se registraron 600 casos positivos de Hanta Virus en el país, con 112 víctimas fatales y Salta se encuentra primera como la provincia con mayores casos positivos (193 confirmados con los 2 últimos en Cornejo), incluso por encima de Bs. As. que lideraba la estadística con 191 casos, datos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

En diálogo con la Dra Viviana Heredia Jefa de Epidemiología del hospital Juan Domingo Perón, confirmo que en Tartagal no hay casos de Hanta virus y que este resultado, es producto de las campañas de prevención que se realizan trimestralmente en la ciudad, donde se combate al mosquito Aedes Aegypti transmisor del Dengue, Zika y Chikungunya, en esos operativos se realiza el descacharrado, por lo que también combaten la proliferación de roedores y posiblidad de brotes de hanta virus , eso permite tener 0 (cero) casos de estás enfermedades en esta ciudad.

Qué es el hantavirus
El Hantavirus es una enfermedad que se transmite por vía
inhalatoria, respirando el aire contaminado con secreciones de roedores (orina, saliva, excretas), por el contacto directo con roedores o sus secreciones, o por ingesta de alimentos o agua contaminada. Se ha detectado también la forma de transmisión interhumana a través de un genotipo especial del virus llamado Andes, aunque esta se da con menor frecuencia.