El joven Leonardo Galarza fallecido en la tarde del domingo luego de ahogarse en el dique Itiyuro, cuando nadaba junto a otro amigo y que permaneció casi 2 días desaparecido, luego de ser arrastrado por la corriente hasta un lugar de muy difícil acceso.

Finalmente fueron los amigos del joven quienes encontraron su cuerpo, cuando decidieron lanzarse a la búsqueda, luego de no conocer resultados por parte del personal policial dedicado al operativo.

Se conoció que por los días que pasaron y las características del deceso, el cuerpo de Leonardo se encontraba en avanzada descomposición, por tal motivo no es posible que los familiares velen sus restos como deseaban, ya que las órdenes del médico forense fue realizar la ceremonia fúnebre a cajón cerrado.

Esta situación amerita que el ataúd utilizado deba ser de chapa, por lo que su costó suele ser muy alto, en el caso del que se dispuso para el cuerpo de Leonardo haciende a la suma de $50.000 (cincuenta mil pesos), monto imposible de cubrir por la familia, que se compone de la mamá, una nena de 15 años y 2 mellizos de 3 meses.

Cuando la familia solicito ayuda al intendente de Salvador Mazza Rubén Méndez, la única asistencia ofrecio, fue darles un cajón de madera, que como se aclaró, no es apto por las condiciones actuales de los restos del joven, por tal motivo la familia, decidió asumir el costo del ataúd, pero aún les falta completar $28.000 (veintiocho mil pesos), para cubrir el precio total, que quedó finalmente en $40.000.

Los restos de Leonardo serán sepultados mañana Miércoles a tempranas horas y quienes puedan colaborar con la familia, contactarse con el num 3873 301665 Nayla Gaspar