La ciudad de Salta Capital se transformó en un dique urbano, producto de la tormenta que se registró en las primeras horas del día.

Si bien la lluvia fue de gran intensidad, cualquiera al ver las calles de Salta, podría imaginar que se trató del último diluvio que relata la biblia, pero en realidad todo obedeció a la falta de planificación en materia de obra pública y trabajos que no resultaron eficientes, a pesar de los millones invertidos según el Intendente Gustavo Sáenz

La ciudad de Salta capital es sin dudas, el municipio más rico de la Provincia, al punto que su presupuesto ronda en los 5000 millones de pesos y los miles de Salteños que sufrieron las inundaciones, se preguntan donde se fue esa plata que según Sáenz habían gastado en obras.

También se registraron mensajes irónicos y burlas de cientos de turistas, que encabezaban las fotos de Salta en sus redes diciendo, «Salta tan linda que parece Venecia», aunque en el municipio de Sáenz el agua de lluvia se mezclaba con los líquidos nauseabundo de las cloacas, a lo que funcionarios de su gabinete respondieron, que todo fue por la violencia de la naturaleza y ellos nos recuerdan una lluvia de tamaña intensidad, pero en realidad lo que se observó, es que los desagües, no tuvieron el trabajo de mantención para evitar que la primer lluvia fuerte del año, desnudara lo que los vecinos empezaron a llamar como «La ruta del dinero S», en cuestionamiento a Gustavo Sáenz quien posó en todas las fotos de obras que pudo, pero ante la realidad vivida, los de capital se preguntan, ¿tanta plata dónde fue a parar?

GIF NATURA TERMINADO.gif