En la mañana de hoy sorprendió a todos el gran despliegue de efectivos policiales y fuerzas de infantería, en la comisaría 42 ubicada en el centro de la la ciudad de Tartagal.

Minutos después pudimos saber que se trataba de un enfrentamiento que se estaba desarrollando entre los presos alojados en esa dependencia y las fuerzas de seguridad, que intentaban reducir a los detenidos, quienes reaccionaron de forma violenta ante la requisa que se terminaba de realizar.

Según informó el comisario Vicente Marín Díaz, en la requisa efectuada, encontraron teléfonos celulares varios y armas punzantes del estilo tumberas, al momento del decomiso de estos elementos, hubo resistencia por parte de los detenidos, lo que desencadenó en un violento enfrentamiento con los miembros de infantería.

Pasaron algunas horas y empezaron a llegar familiares preocupados por la salud física de los amotinados, quienes hasta el momento son trasladados en tanda, hasta el hospital Juan Domingo Perón para ser revisados, al momento en que los detenidos eran subidos al móvil policial, se observó a varios caminar con dificultad y presentar golpes, como consecuencia de la refriega, lo que indigno a los familiares quienes manifestaron que harían la denuncia en la sede de Derechos Humanos, denunciando apremios ilegales y abusos.