Finalmente, el partido entre River y Boca (a disputarse este sábado 10 de noviembre, a las 17 horas) se ha suspendido. Conmebol hizo oficial la decisión tras la salida del árbitro Roberto Tobar y sus asistentes a recorrer el estadio de nuestro eterno rival.

El reloj marcaba las 15:15 de Argentina cuando la terna arbitral hizo rodar el balón en el césped de La Bombonera y se encontró con condiciones desnaturalizadas para disputar la primera final de la Copa Libertadores 2018.

La información indica que el partido se jugaría este domingo a las 16 horas (resta la confirmación oficial).

15418605368854.jpg