«Ahora podés ser feliz», fue el macabro mensaje que un hombre de la ciudad de San Salvador de Jujuy le escribió a su ex mujer luego de ahorcar a su hijo de dos años. Segundos después, el asesino se suicidó de la misma manera.

GIF AGUARAY

Todo ocurrió el miércoles en el barrio Chijra en la capital de la provincia de Jujuy. El asesino, de 33 años, ahorcó al menor. Según trascendió, el hombre -de apellido Zerda- quiso en varias oportunidades recomponer la relación pero la mujer le expresó que no quería volver con él. Esto, de acuerdo con las primeras investigaciones, fue lo que desencadenó la violenta reacción del homicida, quien no pudo soportar el rechazo.

Tras recibir el mensaje, la mamá -de 25 años- se dirigió inmediatamente a la casa y encontró el cuerpo del pequeño de dos años sin vida. Desesperada con el niño entre sus brazos, llegó corriendo a la Comisaría 3 de Chijra, en busca de ayuda. «Axel está muerto, está muerto», alcanzó a gritar la joven antes de desplomarse. Los efectivos quisieron llevar el cuerpo al puesto de salud ubicado al lado de la comisaría pero el trágico final parecía estar escrito.

Una ambulancia se hizo presente en el lugar pero nada pudieron hacer para revivir al niño. Mientras tanto, otro grupo de uniformados se hizo cargo del cuerpo de Zerda, quien se había colgado de un caño ubicado debajo del puente General San Martín.

En la declaración, la mujer dijo que su ex pareja le pidió que lo autorizara a buscar una tarjeta de teléfono en compañía del menor. Al no regresar y ver el mensaje, salió en búsqueda del chico a quien encontró colgado junto al padre. A pesar de la desesperación logró bajarlo y llevarlo hasta la sede policial. La mujer fue atendida por personal de Asistencia a la Víctima del Ministerio Público de la Acusación, que le brindó contención tras descompensarse.