El cantante de pop británico Robbie Williams confesó en una entrevista con el periódico británico The Sun que sufre de depresión y que esta enfermedad está boicoteando su vida.
«Tengo una enfermedad que quiere matarme y está en mi cabeza, así que debo protegerme contra eso», aseguró el cantante, quien también dijo que su enfermedad es un arma de doble filo.
El cantante confesó que muchas veces ha estado cerca de quitarse la vida. «Las cosas que he tenido que atravesar, he estado muy cerca muchas veces».
Robbie Williams fue hospitalizado en septiembre del 2017 por una anormalidad en el cerebro y debió recibir tratamiento para superar sus problemas mentales.
Robbie Williams reveló que muchas veces se sintió avergonzado por su enfermedad.»Me hizo ser más introvertido. Ahora es distinto. Prendo la televisión y la gente está hablando de estas cosas todo el tiempo, y está mucho más aceptado».