Un profesor de medicina de la UITM en Malasia aconseja que la gente NO debe empezar mojándose la cabeza y el cabello cuando se duchen porque esto es una secuencia inversa. Esto causa que el cuerpo trate de ajustar su temperatura muy rápidamente por nuestra condición de «sangre caliente». Al hacer esta secuencia incorrecta, la sangre aumenta su velocidad para llegar mas rápidamente a la cabeza para compensar la diferencia de temperatura lo que eventualmente puede causar roturas de vasos capilares y arterias y por consiguiente un infarto o caídas. La forma correcta de iniciar la ducha es comenzar mojándose el cuerpo desde los pies gradualmente hasta los hombros. Algunas personas al hacer esto dicen sentir una especie de sopor o vapor saliendo por el tope de la cabeza o un erizamiento del vello corporal.
Siga estas instrucciones y luego complete su ducha normalmente. Esto es especialmente recomendable en quienes son hipertensos, tienen niveles altos de colesterol e incluso padecen migrañas.
Ademas se recomienda beber un vaso de agua antes de tomar un baño, ayuda a descargar la presión arterial.